Marco A. Rodríguez es un periodista del periódico Vanguardia Liberal que durante años ha abusado del poder que le da la posibilidad de escribir en un medio de comunicaciones, para extorsionar a políticos y empresarios con amenazas de publicaciones en su contra.

Con base en estas amenazas, Rodríguez ha conseguido jugosos contratos y beneficos a traves de los años. Haciéndose pasar por campesino y víctima del conflicto, ha logrado que el gobierno lo beneficie con hectáreas de tierra productiva y millonarios subsidios para cultivos. Mejor dicho, solo a punta de sobornos este “periodista” se ha convertido en pocos años en un importante terrateniente de este país.

Los que no han caido en sus extorsiones han padecido sus ataques y difamaciones, se han comvertido en víctimas de su biperina pluma. Por estos días que inician campañas políticas, seguramente se valdrá de muchas de sus armas para seguir consiguiendo beneficios particulares por cuenta de su poder en los medios regionales.