Alex Saab se convirtió en uno de los hombres más poderosos a la sombra en Venezuela; por lo cual recientemente en el país gobernado por Nicolás Maduro se les prohibió a periodistas difundir información sobre el empresario colombiano. (Twitter)

La justicia colombiana investiga al empresario colombiano Alex Saab por presunto enriquecimiento ilícito, quien estaría, junto con el chavismo, vinculado a actos de corrupción relacionados con en la importación de alimentos a Venezuela.

La empresa que sirvió a Saab para sus negocios fue Shatex S. A., inaugurada en 1998 y cerrada en 2016, y con la cual habría movido cerca de USD $135 millones en supuestas mercancías que salían e ingresaban a Venezuela.

Desde hace unos meses las autoridades han rastreado las cuentas de casi una decena de empresas que pertenecerían a su círculo familiar, y con las cuales supuestamente habría lavado miles de millones por medio de exportaciones e importaciones ficticias. La preocupación de las autoridades colombianas es que Saab salió del país rumbo a Italia.

Cabe destacar que Saab se convirtió en uno de los hombres más poderosos a la sombra en Venezuela, por lo cual recientemente en el país gobernado por Maduro se les prohibió a los periodistas difundir información sobre este empresario.

¿Quién es Alex Saab?

Saab fue identificado en investigaciones de Armando.info como uno de los beneficiados en la importación irregular de alimentos a sobreprecio para el programa estatal de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Este sistema, establecido por el régimen, abastece de ciertos productos de la cesta básica alimentaria a hogares, a un costo subsidiado, a través de divisas preferenciales para la compra e importación de los productos alimenticios.

Los reportajes publicados demuestran que Saab estuvo conectado con la distribución de alimentos a través de los contratos que la empresa Group Grand Limited firmó con el Ejecutivo de Maduro.

El primer texto titula: Empresarios cuestionados en Ecuador y EE. UU. le venden comida al Gobierno venezolanoy el segundo: De Veracruz a la Guaira: un viaje que une a Nicolás Maduro con Piedad Córdoba.

Las investigaciones relatan que Alex Saab logró venderle alimentos a Venezuela por más de USD $200 millones en una negociación aprobada con la firma de Maduro. Los productos fueron pagados con dólares preferenciales, pero facturados con sobreprecio.

El segundo reportaje revela que las bolsas de alimentos que el régimen entrega a los más pobres, estarían en manos de una empresa de Maduro, del venezolano Rodolfo Reyes y de los colombianos Álvaro Pulido Vargas y Saab. Los dos últimos también directamente relacionados con Piedad Córdoba, exsenadora y candidata presidencial en Colombia.

Saab mantiene que su honor y reputación se han visto afectados, y está asistido legalmente por el abogado Amir Nassar, que en 2005 representó al partido de Gobierno Movimiento V República (MVR) ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Qué hay detrás?

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, sería propietario de una controvertida empresa vinculada a la venta de alimentos subsidiados CLAP. Maduro, quien ante el mundo ha asegurado “defender a los pobres”, estaría beneficiándose de la necesidad de los venezolanos, pues al parecer les vende la comida con sobreprecio.

De enero a mayo de 2017 Venezuela le compró a México 414.000.124 toneladas de aceite vegetal, arroz, atún en lata, azúcar, frijol negro, lentejas, maíz blanco, mayonesa, pastas y salsa de tomate incluidos en los CLAP.

Entre las empresas elegidas por el gobierno de Maduro para importar alimentos desde México se destaca Group Grand Limited, compañía que según la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, pertenece a Maduro. Esta empresa fue intermediaria comprando los alimentos en México y vendiéndolos a Venezuela.

Según Excelsior, si se cruza el precio reflejado en las facturas a través del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet, se aprecia que armar la caja de los CLAP en suelo mexicano costó unos 16 dólares, mientras que Group Grand Limited la revendió por 34 dólares.

Los únicos productos que los venezolanos pagaron a un precio similar al reportado por México para sus exportaciones a Venezuela, según las facturas de la empresa, fueron leche en polvo, azúcar y aceite vegetal.



Fuente