El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, acusó al presidente de Ecuador de mentir cuando aseguraba que a su país llegan 6.000 venezolanos cada día.. EFE/Cristian Hernández

 

 

Quito, 18 oct (EFE). – “Las declaraciones del ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, demuestran que ese socialismo corrupto, asesino y mentiroso del siglo XXI todavía vive en Venezuela”, escribió el secretario Nacional de Comunicación ecuatoriano, Andrés Michelena, en respuesta a las acusaciones que hiciera este miércoles Rodríguez.

El ministro de Comunicación venezolano acusó al presidente, Lenín Moreno, de “mentir” sobre el número de migrantes venezolanos llegados al país. La reacción incluyó la expulsión de Ecuador de la embajadora de Venezuela, Carol Delgado. La diplomática, que no se ha pronunciado hasta ahora, recibió una notificación para que abandone el país en 72 horas y, además, fue declarada “persona non grata”, indicó la Secretaría de Comunicación sobre el procedimiento.

“Frente a las expresiones ofensivas formuladas por el Ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, en contra de primer mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno Garcés, el Gobierno ha resuelto expulsar de nuestro país a la embajadora de Venezuela en Ecuador”, se indica en un comunicado oficial.

En la nota se agrega que Ecuador “no tolerará ninguna muestra de irrespeto a sus autoridades”.

El ministro de Comunicación de Venezuela acusó al presidente de Ecuador de mentir cuando aseguraba que a su país llegan 6.000 venezolanos cada día, producto de la crisis que vive el país petrolero.

“Dijo que a su país ingresaban diariamente 6.000 venezolanos con enfermedades (…) y la cifra que él manejó que era de 1 millón de venezolanos en Ecuador solamente podría obtenerse si 140 autobuses salen diariamente por 7 años desde Venezuela”, declaró ayer Rodríguez en una rueda de prensa.

“Es un mentiroso, y se atreve a mentir en el podio de Naciones Unidas porque eso fue lo que le ordenaron para montar la patraña que están montando”, dijo el ministro venezolano en alusión al discurso que Moreno dio en la Asamblea General de la ONU el mes pasado.

También denunció que la Cancillería ecuatoriana supuestamente ha presentado cifras “infladas” sobre la entrada de venezolanos cuyo número, aseguró, es “muchísimo menor” al que maneja Quito.

En un comunicado que pone de manifiesto el progresivo deterioro de las relaciones entre ambos países, Michelena agregó que “la nefasta administración de Maduro” es la que “está provocando la migración masiva más grande de la historia de sus ciudadanos”.

“Rodríguez es de esos venezolanos que avergüenzan a los migrantes que Ecuador abraza y cuida, solidariamente, contrario a lo que el Gobierno irresponsable de Maduro no hace”, prosigue la nota de prensa, publicada en paralelo a la expulsión de la embajadora.

Y tratando de rebatir las acusaciones, Michelena aseguró que un millón de venezolanos han cruzado las fronteras de Ecuador y que “300.000 se han quedado” y que en Quito hay “60.000” que han encontrado trabajo.

“Ellos han huido por responsabilidad de un gobierno nefasto, mentiroso e irresponsable”, subrayó.

Lamentó asimismo el que “en lugar de reconocer los esfuerzos” que Ecuador ha hecho “para cuidar de los emigrantes venezolanos, destinando recursos económicos y atención, el representante del Gobierno de Venezuela se queja únicamente”.

“¡Qué pobreza de ser humano!”, concluyó Michelena sobre su colega venezolano.

Pese a todo ello, Ecuador ha asegurado que seguirá brindando ayuda humanitaria a los emigrantes venezolanos que llegan al país.

“Fiel a sus principios democráticos y humanitarios, continuará brindando asistencia a los ciudadanos venezolanos que ingresan al país, contribuyendo con un esfuerzo económico y social significativo para proteger sus derechos humanos”, concluyó la Cancillería.

Las relaciones entre los dos países comenzaron a deteriorarse desde que Moreno llegó al poder en mayo de 2017, con una postura más crítica hacia la crisis humanitaria en Venezuela que la de su predecesor, Rafael Correa, estrecho aliado de los regímenes bolivarianos.

La salida de la Cancillería en junio de la anterior ministra, María Fernanda Espinosa, ahora presidenta de la Asamblea General de la ONU, promovió también una mayor crítica en el Gobierno de Quito hacia el régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Aplauden expulsión de Delgado

La Fundación de Venezolanos en el Exterior aplaudió la decisión del Gobierno ecuatoriano de expulsar a la embajadora Carol Delgado.

Eduardo Febres Cordero, presidente de la Fundación, dijo a Efe que “aplauden” la decisión y que respaldan al Gobierno de Moreno como organización social y “en nombre de los más de 300.000 venezolanos que viven en el país”.

La misma cifra de migrantes que el Gobierno ecuatoriano ha reivindicado frente a las acusaciones de Jorge Rodríguez.

Febres Cordero recordó que en seis vuelos de Ecuador a Venezuela, Caracas ha repatriado a 565 personas, cifra que comparó con “un mínimo de 4.000 personas” que ingresan semanalmente en el país andino.

“Esto nos demuestra que el ‘Plan vuelta a la patria’ obviamente es un show mediático por parte del Estado venezolano”, señaló el presidente de la Fundación, que tiene 60.000 asociados “y representa a más de 300.000” venezolanos en el país, según dijo.

También adelantó que, una vez que Delgado quede despojada de su inmunidad diplomática, emprenderán la próxima semana acciones legales en su contra por considerar que ha “vulnerado derechos fundamentales hacia la comunidad venezolana”.

“Los cargos no los puedo anunciar todavía, está el equipo de abogados trabajando en ellos”, subrayó al expresar su esperanza de que “se mantenga” la decisión de expulsar a la diplomática.



Fuente