Al conocerse que “El Paisa” no había presentado el informe correspondiente, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, aseguró que el Gobierno ve su ausencia “con preocupación” y considera que eso prueba que “no tenía ninguna voluntad de paz”. (Flickr)

 

Bogotá, 24 oct (EFE). – El exjefe guerrillero Hernán Darío Velásquez, alias “el Paisa”, que comandó la columna móvil Teófilo Forero, una de las más violentas y vinculadas al narcotráfico de las FARC, no se presentó ante la Justicia Especial de Paz (JEP) en el plazo estipulado, informó ese tribunal.

A la medianoche del martes venció un plazo que les había dado la JEP a 31 exjefes guerrilleros para que presentaran informes detallando sus actividades de reincorporación y los trabajos hechos para encontrar restos de secuestrados o desaparecidos.

La Teófilo Forero que lideraba “el Paisa” era una de las columnas más sanguinarias de las FARC y se le atribuyen ataques como el asesinato el 29 de diciembre de 2000 del congresista Diego Turbay Cote, su madre y cinco personas más en una emboscada en una carretera del sureño departamento del Caquetá.

También el secuestro en abril de 2002 de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca, 11 de los cuales fueron asesinados en cautiverio cinco años después.

Igualmente, el atentado contra el club El Nogal, de Bogotá, en febrero de 2003, que costó la vida a 36 personas y dejó heridas a más de 200, así como un rosario de ataques con decenas de muertos y heridos principalmente en el sur del país.

En total, 30 antiguos jefes guerrilleros presentaron los respectivos informes, entre ellos el presidente del partido FARC, Rodrigo Londoño, conocido como “Timochenko”; el exjefe negociador de paz Iván Márquez y Henry Castellanos, alias “Romaña”, dos hombres cuyo paradero es desconocido hace meses.

En una situación similar está “El Paisa”, cuyo rastro se perdió hace meses y de quien se teme que se haya unido a uno de los grupos conformados por disidentes de las FARC.

Al conocerse que “El Paisa” no había presentado el informe correspondiente, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, aseguró a periodistas que el Gobierno ve su ausencia “con preocupación” y considera que eso prueba que “no tenía ninguna voluntad de paz”.

“Se le han dado todas las garantías, tiene todos los beneficios que se derivan del acuerdo de paz, solo tenía que presentarse ante la JEP para seguir gozando de esos beneficios”, subrayó.

En este sentido, Botero pidió a la JEP que lo declare “en contumacia, que es la figura jurídica cuando uno no se presenta a las autoridades” y subrayó que en el Gobierno “ejecutará” lo que diga el tribunal especial.

Fuente