A causa del deterioro socioeconómico y democrático en el vecino país más de un millón de venezolanos se encuentran en Colombia de los más de 2,3 millones que se han visto obligados a emigrar. (Twitter)

En el foro “Desafíos de la migración venezolana” realizado por la Universidad del Rosario, el diario El Tiempo y la Fundación Konrad-Adenauer-Stiftung, el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo manifestó que se esperaría en el peor de los escenarios la llegada de hasta 4 millones de venezolanos al país.

A causa del deterioro socioeconómico y democrático en el vecino país más de un millón de venezolanos se encuentran en Colombia de los más de 2,3 millones que se han visto obligados a emigrar.

Debido a esto, Colombia tiene el desafío de construir una política migratoria integral ya que se ha convertido en el primer país al que acuden los ciudadanos venezolanos para solucionar las grandes necesidades en materia de prestación de servicios básicos.

PanAm Post habló con dos investigadores de la Universidad del Rosario que hacen parte del Observatorio de Venezuela: “Esto no es una frontera, esto es un río” para responder a esta pregunta sobre si Colombia está preparada o no para albergar a un número aproximado de 4 millones de venezolanos cuando la crisis en ese país sea insostenible.

Ronal F. Rodríguez dijo que las cuentas que hace el Estado colombiano para el 2021 ante el cierre de oportunidades en Venezuela es generar espacios de planeación por parte de Colombia para enfrentar el problema.

“Lo que hace el Estado colombiano es programarse cómo puede llegar a impactar el fenomeno migratorio y para eso presenta 3 escenarios. Cada escenario tienen unas particularidades en cuanto a presupuesto y se demarca puntualmente en cuánto puede llegar a costar en esos tres escenarios la migración venezolana para el Estado colombiano. La cifra de los más de 4 millones se maneja en el escenario más pesimista que es un escenario el cual puede llegar a Colombia si la situación en el vecino país se sigue deteriorando a la velocidad que se está dando. Sabemos que en los ultimos tres meses del año vamos a tener un crecimiento exponencial de la migración venezolana por las medidas económicas que ha tomado Nicolás Maduro que no han resuelto el problema económico, que ha generado una serie de dificultades para los ciudadanos y que muchos de ellos seguramente van a cruzar la frontera para pasar las fiestas de fin de año en territorio colombiano con la fuerte posibilidad de no regresar a su país”.

Al respecto, la investigadora María Clara Robayo señaló que la cifra de los 4 millones de venezolanos es una cifra bastante polémica, pero que debe ser entendida y manejada por los medios también dentro de un contexto especifico.

“Es un contexto de una acción tecnica del Estado. El Canciller, el pasado 2 de octubre, compartió las cifras que es lo que traerá el documento Conpes que logra hacer varios estudios de desarrollo y pues el Gobierno debe plantear diversos escenarios para poder manejar un fenómeno tan complicado, tan complejo y tan costoso como lo es la migración”.

Rodríguez añadió que hay que tener en cuenta que en cualquiera de estos tres escenarios, en este caso el positivo que frena un poco el proceso migratorio en Colombia, implica que permanecería un numero importante de venezolanos que no regresarían a su país, independientemente de si la situación del regimen continua por la misma vía o no. “Así que en cualquiera de los escenarios vamos a tener presencia de ciudadanos venezolanos y ya el Gobierno empieza a trabajar en unas lineas de acción”.

Al respecto, Robayo señala que este número de 4 millones no está diciendo de manera directa cuántos venezolanos hay en Colombia, es simplemente una proyección en un escenario muy complicado que todavía no lo es”, dijo.

“No estoy diciendo que el escenario actual sea facil, evidentemente es muy complejo, pero de los 935 mil venezolanos que hay hoy en Colombia con vocación de permanencia a los 4 millones, pues hay una diferencia muy amplia. Incluyendo por ejemplo a la migración retornada que no entra en esa cifra de los 935 mil. No podemos caer en ese sensacionalismo politíco que en Venezuela, por ejemplo, señalan que hay 6 millones de colombianos. Lo que relamente han dicho los estudios existentes, que tampoco son muy claros, nos llevan a pensar que la cifra es muy inferior a esta que da el Gobierno de Maduro. No podemos caer en lo mismo justamente”.

Frente a la ley migratoria que presentaría el Gobierno colombiano, Rodríguez considera que esta ley está sustentada en un marco migratorio de la segunda década del siglo pasado y que no responde a ninguna de las coyunturas del siglo XX y mucho menos a las que se presentan en el siglo XXI con el fenomeno venezolano.

“Creo que es un anuncio muy importante de un país tan extremadamente legalista como lo es Colombia en tener una ley que puede llegar a ser el inicio de tener una construccion legal muchisimo más solida. No obstante, es deseable que en este espacio se den procesos de socialización para que en esta ley no termine representando unicamente a unos determinados sectores con una determinada intencioanlidad, sino a todo el Estado colombiano con sus multiples matices y las diferencias que genera lo nacional y lo regional”.

Insistió en que el actual canciller, Carlos Holmes Trujillo, ha tomado una dirección que ya ha tenido algunos exitos, pero aún falta mucho por hacer. Entre las decisiones que destaca está el nombramiento de Eduardo Stein, Alto Comisionado de Naciones Unidas para la Coordinación Regional, luego de su visita a Ginebra donde reiteró la necesidad de que se nombrara un enviado especial para tratar la crisis de los migrantes venezolanos que afecta a la región.

“Parte de ese trabajo será a nivel nacional e incluso a nivel local. Igualmente por el lado de los fondos, el Banco Interamericano de Desarorllo (BID) anunció ayuda para la atención de migración, pero con la cifra que nos presenta el canciller que superan varios millones de pesos, el credito que se abriría con el BID es apenas una linea de credito de mil millones de dolares, cifra que no se conoce en su totalidad y que es absolutamente insuficiente para el caso”.

Explicó que, por ejemplo, en materia de salud los calculos que se han hecho inicialmente hablan de aproxidamente de 350 mil millones de pesos para la atencion en salud anual de la población venezolana que está llegando a los numeros de hoy.

“Es decir, si se cumple el peor de los escenarios esto se triplicaría o cuadruplicaría y eso en términos concretos son 116 millones de dolares, solamente en este año hasta julio el Gobierno colombiano ya gastó 40 mil millones de pesos en la atención de la población venezolana y esto sobrepasa los presupuestos realizados inicialmente y más en un momento en que el Congreso colombiano continúa la construcción de una reforma tributaria y el presupuesto para el proximo año. Paralelamente, el canciller Holmes incluyó el tema de la migración en el Plan de Desarrollo que va a hacer parte de la gestión del presidente Iván Duque durante estos cuatro años.”

De otro lado, la investigadora María Clara Robayo concluyó que lo interesante de este tema es que el canciller y Migración Colombia y algunos entes internos estén empezando a hablar del tema político interno pasando de la internacionalización de la crisis humanitaria que ha vivido Venezuela a pensarse una política migratoria colombiana desde la política interna”.

“La verdadera noticia es que al parecer hay voluntad política de construir una política migratoria, eso sería el camino optimo después de la internacionalización del tema de la crisis humanitaria”.

Fuente