La expresidente manifestó por Twitter que se trata de una persecución política por su rol de opositora.

“Son muy obvios” dijo Cristina Fernández de Kirchner en relación con la supuesta intención del Gobierno de mandarla presa. (Youtube)

Germán Moldes, fiscal ante la Cámara Federal, respaldó la apelación de Carlos Stornelli y Carlos Rívolo en la causa del escándalo de los cuadernos de las coimas y pidió la detención inmediata de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner.

Este proceso judicial (uno de los tantos que tiene la exmandataria) investiga las anotaciones de uno de los chóferes que se desempeñaba en el ministerio de Planificación de Julio De Vido, condenado ayer a 5 años y 8 meses de cárcel por la tragedia de Once. Oscar Centeno, que ya colabora como “arrepentido”, tomó nota de todo el circuito de coimas que llegaba directamente al departamento de los Kirchner en Barrio Norte.

El juez Claudio Bonadio considera que la expresidente es la “jefa de la asociación ilícita” y la había procesado con prisión preventiva. Este tramite debía continuar en la Cámara Federal para confirmar el procesamiento, por lo que ahora la confirmación de Moldes tira la pelota directamente al Senado de la Nación para proceder con el desafuero que permita la detención. El fiscal dejó claro que el proceso debe ser “inmediato”.

“Son muy obvios”

Cristina Kirchner utilizó su cuenta de Twitter para referirse al revés judicial e insistió con la teoría de la persecución política. En su opinión, el pedido de detención se relaciona con que ayer el Senado frenó un incremento en las tarifas de gas, que impulsó directamente el presidente Mauricio Macri.

Como ocurre ya desde hace un tiempo, los comentarios al posteo de Cristina son una guerra entre seguidores incondicionales y fervientes antikirchneristas. Unos la alientan a regresar a la presidencia, otros le dicen que su futuro inevitable es la cárcel.

Su abogado, Carlos Belardi, realizó manifestaciones a la prensa y le quitó importancia al pedido de desafuero y detención. “No le daría mayor trascendencia, más allá de la que pueden buscar quienes hacen este tipo de planteo, que son más bien espectaculares y, como se dice en términos futboleros, para la popular”, indicó.

Si bien es cierto que la solicitud de Moldes no es una sorpresa y estaba dentro de lo esperado, el pedido del fiscal si reviste de importancia. Ahora toda la atención estará puesta en el Senado, que deberá aprobar o rechazar el desafuero, última línea de defensa que separa a Kirchner del calabozo. El peronismo ya comenzó a mostrar alguna fractura interna, ya que si bien algunos legisladores dijeron que esperarán una condena, otros se mostraron dispuesto a soltarle la mano a la expresidente.

 





Fuente