Los gobiernos democráticos del mundo preparan acciones conjuntas para presionar aún más a la dictadura de Venezuela. EFE/ Maxim Shemetov

Ante la proximidad del 10 de enero, fecha en la que Nicolás Maduro perdería total legitimidad, los gobiernos democráticos del mundo preparan acciones conjuntas para presionar aún más a la dictadura de Venezuela.

La alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, informó este lunes que los Ministros de Relaciones Exteriores europeos acordaron una línea común de actuación respecto a la toma de posesión ilegítima de Maduro del próximo 10 de enero.

Aseguró que enviarán a las autoridades del Gobierno bolivariano una señal clara frente a la postura que tomarán después del 10 de enero. “Estoy convencida de que la señal será clara y equilibrada para las autoridades venezolanas”, dijo.

Mogherini reiteró que la Unión Europea no cambiará su política de presión ni las sanciones a los responsables de la violación a derechos humanos en Venezuela. Además, señaló que avanzan en conformación de un Grupo de Contacto para intentar crear condiciones para un proceso político.

Por su parte, Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores de España, también informó que ese grupo de contacto complementaría las sanciones, para así encontrar una salida a la crisis en Venezuela.

A lo anterior, hay que sumarle que el pasado viernes, el canciller peruano Néstor Popolizio, quien lidera el Grupo de Lima, anunció que propondrá a los países de la región romper relaciones diplomáticos con el régimen de Maduro.

Asimismo, el representante del Gobierno peruano informó que también propondrá sanciones económicas y migratorias para funcionarios de la cúpula chavista.

“Lo que queremos es que la presión internacional genere una movilización de la oposición venezolana y que consiga el mecanismo para salir del régimen de Maduro”, señaló.

A estas alturas no sabemos si los países van a estar de acuerdo con estas medidas, nuestro propósito es que algunas de ellas sean asumidas por todos. Es un proceso que está en curso.

Popolizio señaló que los gobiernos del Grupo de Lima tienen constante comunicación con la Unión Europea para acordar nuevas medidas contra la dictadura en Venezuela.

Queda esperar cuáles son las acciones que tomarán los gobiernos del mundo a partir del 10 de enero, fecha en la que, en teoría, el régimen asumiría el poder en un nuevo e ilegítimo período presidencial.

De los 76 países con democracia plena, según el Índice de Democracia de The Economist en 2018, 54 desconocen la última elección presidencial en Venezuela. Los países que la reconocieron fueron regímenes autoritarios e híbridos.

Gobiernos de Europa también se han pronunciado sobre la ilegitimidad de Maduro. Josep Borrell, ministro de Exteriores de España, dijo que la Unión Europea solo reconoce la legitimidad de mandato de Nicolás Maduro hasta el 10 de enero del año 2019.



Fuente