El presidente de Fenalco, Pedro Marún Meyer está en el ojo del huracán por cuenta de la revelación de unas grabaciones en la emisora la W Radio, donde se evidencia como este amaña decisiones judiciales.

Las grabaciones que originan el escándalo fueron hechas por Gerardo Galvis, quien tenía una deuda con Marún por concepto de un mutuo. Galvis inconforme por la forma en que Marún liquidaba los intereses moratorios decidió grabarlo.

En las grabaciones se escucha a Pedro Marún diciendo que a través de dádivas agiliza los procesos en los juzgados y modifican en el reparto para que quede en jueces amigos.

El presidente Fenalco afirma en las escuchas que tiene atenazada la rama judicial en Cartagena, porque habló con magistrados del tribunal, está bien conectado y atortolaron a una juez antigua oriunda de la Guajira, según se desprende de la conversación.

Se escucha además diciendo a Marún Meyer que una juez le debe esta vida y la otra y por eso en ese juzgado todas las decisiones le salen favorables y remata diciendo “más vale un centímetro de juez que un kilómetro de ley”.