Se cumplen seis meses desde que el exnegociador de las Farc en La Habana fue capturado por la Fiscalía. (Youtube)

La justicia de Colombia registró un insólito pedido en el caso del exjefe guerrillero Jesús Santrich, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) apelando al “derecho al debido proceso probatorio” le solicitó a las autoridades estadounidenses las pruebas en las que soporta la solicitud de extradición del exjefe guerrillero.

En otras palabras, la JEP señaló que con los datos que tiene no puede definir si el exfarc cometió el presunto delito después de firma de la paz.

“Las pruebas son el medio que garantiza una debida motivación de la decisión judicial, evitan la arbitrariedad y, por ende, garantizan el derecho al debido proceso probatorio”, se lee en el auto emitido por la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz, a la que le corresponde definir si Santrich conspiró el envió de 10 toneladas de cocaína después del primero de diciembre del 2016, día en el que el Congreso ratificó el acuerdo de paz con la ex guerrilla de las Farc.

Ya son seis meses de la captura de Santrich, jefe negociador de paz en La Habana, quien fue capturado por la Fiscalía con fines de extradición por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa y su situación, que no ha hecho más que llenar de incertidumbre al proceso de reincorporación de las Farc.

Pero, además, los magistrados de la JEP se dieron un plazo de 40 días para recibir las pruebas que le piden a la justicia de Estados Unidos, a través de la Cancillería y de la propia Fiscalía General de la Nación.

Con las pruebas que espera recibir, la justicia especial definirá si Santrich queda por fuera de la justicia para la paz y pasa a ser condenado por la justicia ordinaria.

Por otro lado, esta misma jurisdicción le solicitó a la Fiscalía que suministre los audios y demás pruebas en contra de Santrich, para decidir sobre su extradición. Cabe destacar que el exfarc se encuentra amparado por la garantía de no extradición de la JEP, razón por la cual el organismo judicial considera que está facultado para decretar pruebas.

La polémica decisión hizo que dos magistradas de la Sección de Revisión del Tribunal de Paz salvaran su voto este jueves. Y una de ellas sugiere que la decisión de pedirle las pruebas a Estados Unidos pone en duda la investigación de Estados Unidos, con lo que ella no está de acuerdo.



Fuente