Cómo se sabe, NTC productora de la que hoy Coronell es propietario, nació de su sociedad con el fallecido enlace del Cartel de Cali César él bandi´Villegas y los hermanos Marco Antonio y David Cañón testaferros del extraditado Justo Pastor Perafan. Coronell tenía una participación mínima pero con el tiempo logró desplazar a los demás socios y hacerse al noticiero que comenzó a trasmitir durante el gobierno de César Gaviria que le asignó su primera licitación gracias a la cercanía del bandi y Coronell con el presidente y su kinder especialmente con su consejero y ministro Fernando Carrillo.

Ver: NTC, César Villegas e Imagen y Sonido

 

Daniel Coronell y el procurador Fernando Carillo el 28 de marzo en Miami. Viejos amigos desde el gobierno de Cesar Gaviria.

Cómo empresario Coronell tocó el cielo con Santos. Durante su periodo en el Ministerio de Defensa le entregó a NTC cerca de $4.500 millones en contratos de las Fuerzas Militares y ya como presidente le mantuvo el chorro. Inicialmente le otorgó una prorroga de 40 meses para el funcionamiento de Noticias Uno cuando ya se había vencido el contrato y luego obtuvo, como único proponente, la licencia para el funcionamiento durante diez años del Canal Uno que operará en un grupo integrado por RTI, NTC, HMTV y CM& que ganaron cómo únicos competidores el proceso asignado el 10 de enero de 2017 por un valor muy inferior al que pagan RCN Y Caracol por el permiso para su señal.

Para ese entonces el musculo financiero de Coronell había crecido de tal manera que le permitió darse cambios importantes en su vida.

A mediados de 2014, una época vibrante electoralmente en la que se definió la reelección de Santos y Coronell abrió sus cartas y se inclinó abiertamente por el candidato presidente, vendrían cambios en la plácida vida se Daniel y su familia en Miami.

El 28 de abril de 2014 Coronell adquirió junto a su esposa María Cristina Uribe una mansión en una de las mejores zonas en La Florida avaluada en USD 1.7 millones de dólares es decir derca de $5 mil millones de pesos.

La residencia, que aparece a nombre de Daniel A Coronell Castañeda y María Cristina Uribe, tiene cerca de 400 metros cuadrados y está ubicada en un exclusivo sector en Coral Gables, más exactamente 7166 Lago DR 33143, y como se puede ver en este vídeo de la residencia, se trata de una mansión con singulares lujos.

Es incuestionable que los empresarios exitosos adquieran las propiedades que tengan a bien con sus recursos. Sin embargo cuando son figuras publicas y contratistas del estado están obligados a despejar cualquier duda frente a sus actividades comerciales y financieras y en este caso explicar si esa propiedad se adquirió o no con recursos derivados de erario publico y si fue declarada oportunamente en Colombia.

A Coronell le llama la atención que empresarios exitosos tengan aviones y viajen por el mundo pero le parece que no debe explicaciones sobre sus actividades comerciales siendo un contratista público, que juega en política, y además señala con el dedo acusador a quienes se atreven si quiera a mencionarlo. El que no está con él es su enemigo.

Daniel Coronell no le responde a El Expediente. Han sido inútiles los intentos de lograr alguna respuesta del empresario del periodismo a las preguntas que le formuló nuestro director Gustavo Rugeles el pasado mes de noviembre y que aun están sin respuesta al igual que las preguntas sobre su Casa Blanca en Miami.

Fuente:  ElExpediente.co