Ambos murieron antes de rendir cuentas ante la justicia. En la foto, el expresidente argentino Néstor Kirchner y su secretario privado, Daniel Muñoz. (Twitter)

El escándalo de los cuadernos y la ley del arrepentido llevaron a varios dirigentes kirchneristas a rendir cuentas ante la justicia. Incluso la expresidente Cristina Fernández enfrenta un complicado frente judicial, que tarde o temprano la llevará a prisión. Sin embargo, dos piezas fundamentales en el esquema de la corrupción murieron antes de ser juzgados.

El expresidente Néstor Kirchner y su secretario privado, Daniel Muñoz, fallecieron de forma prematura y no llegaron a rendir cuentas. Quien fuera presidente argentino entre 2003 y 2007 (antes de delegarle el poder a su esposa) murió el 27 de octubre de 2010 a causa de un infarto. Tenía 60 años. Su mano derecha lo sobrevivió, pero no por mucho tiempo. Muñoz falleció de cáncer seis años después, a los 59. Las viudas, si bien tienen distintas responsabilidades, hoy desfilan por los tribunales.

“Daniel decía que eran cosas de la política”

Carolina Pochetti, viuda del secretario privado de Néstor Kirchner, decidió presentarse ante la justicia luego de haber estado prófuga. En la jornada de hoy se presentó con su abogado y, tras declarar, quedó detenida. Ante las preguntas obligadas sobre las actividades ilícitas de quien fuera su esposo, Pochetti dijo no estar al tanto de absolutamente nada.

“Mi marido me decía que las acusaciones eran cosas de la política para embarrar a Néstor Kirchner”, declaró hoy ante la justicia. Fuentes judiciales confirmaron a la prensa que Pochetti se quebró ante el juez y defendió su inocencia. Según ella, no debía hacer preguntas incómodas, ya que Muñoz decía que eran cuestiones políticas.  “No preguntes, son cosas de la política para embarrar a Néstor Kirchner”, le habría dicho en vida su esposo.

La estrategia de la defensa es clara: responsabilizar al fallecido de cualquier vinculación con el delito y deslindar a la viuda, que juega el papel de esposa engañada. Su abogado intentará demostrar que ella nada sabía de los bolsos con millones de dolares de las coimas de la obra pública. En los cuadernos del escándalo hay al menos 87 registros de Muñoz recibiendo bolsos provenientes del ministerio de Planificación Federal de Julio De Vido, hoy detenido y condenado.

Las propiedades en Estados Unidos 

Pero hasta ahora el juez Claudio Bonadio no cree del todo esta versión. Para el magistrado es difícil que Pochetti no perciba que sus viajes y nivel de vida excedían a las posibilidades lógicas del salario de un secretario presidencial. Una investigación reveló que el matrimonio adquirió quince propiedades en Nueva York y Miami por medio de empresas off shore. Varias de ellas luego fueron vendidas. Uno de los agentes inmobiliarios relacionado con las operaciones comerciales decidió presentarse como arrepentido y su declaración podría complicar la estrategia de la defensa de la supuesta viuda inocente.



Fuente