La Cámara de Casación concluyó que se incumplieron todos los “plazos razonables” para llegar a una condena firme. (Youtube)

Una buena noticia para el dos veces presidente argentino Carlos Saúl Menem: la justicia finalmente lo absolvió en la causa del contrabando de armas, donde había recibido una condena a siete años en las primeras instancias.

Para la Cámara Federal de Casación Penal, el proceso judicial no tuvo el “principio de plazo razonable” para arribar a una condena firme, luego de cumplirse 23 años de tironeo legal. El fallo estuvo a cargo del tribunal formado por Liliana Catucci, Carlos Mahiques y Eduardo Riggi. De esta manera, el expresidente (imputado junto a otras diez personas) se saca de encima la causa con la que arrastra desde el inicio de su segundo mandato presidencial, en 1995.

El proceso judicial estaba relacionado con la venta de un arsenal de 6.500 toneladas a Ecuador y Croacia. Ambos países tenían un embargo de Naciones Unidas y no podían adquirir armamento, por lo que se sospecha de una triangulación vía Panamá y Venezuela.

El año pasado, la defensa del actual senador interpuso un amparo ante la Corte Suprema de Justicia, ya que la Sala 1 de la Cámara de Casación no había cumplido con la revisión del fallo y el “doble conforme”, garantía vigente en la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica).

La causa, que dio vueltas por más de dos décadas en la justicia argentina, nunca proscribió por el rol de funcionario público de Menem. Luego de haber ejercido sus dos mandatos como presidente, el caudillo de La Rioja ocupa una banca como senador por su provincia desde 2005.

Gobernador, preso político, presidente y senador

Carlos Menem nació en Anillaco (La Rioja) en 1930. Llegó a ser gobernador de su provincia en 1973, pero durante su mandato fue encarcelado por la dictadura militar que irrumpió el 24 de marzo de 1976. Con el regreso de la democracia, en 1983, fue electo nuevamente gobernador.

Participó de una dura primaria con Antonio Cafiero, al que derrotó en contra de todos los pronósticos. Su rival era el gobernante de la poderosa Buenos Aires, pero Menem recorrió todas las unidades básicas peronistas del país y logró la candidatura de su partido para 1989. Fue presidente de Argentina ese año y reelecto en 1995, tras una reforma constitucional.

Hoy, a los 88 años, desde su banca en el Senado le dio el apoyo al grupo peronista no kirchnerista formado por Schiaretti, Massa, Pichetto y Urtubey de cara a las elecciones del año que viene.

Fuente