No fue ni el feminismo ni el sindicalismo, fue el capitalismo










































Fuente