La detención de Saleh ocurrió después que el gobierno del expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lo detuviera en Bogotá el 4 de septiembre de 2014, para ser posteriormente deportado. (Twitter)

El congresista Juan David Vélez, representante de los colombianos en el exterior en el Congreso de Colombia, hizo la solicitud ante la cancillería de otorgar el estatus de refugiado al recién liberado Lorent Saleh, por considerar que existen “pruebas fundadas de persecución en su contra”.

Luego de haber estado cuatro años detenido por el régimen de Nicolas Maduro, el joven venezolano se convirtió en uno de los presos políticos de mayor relevancia en el Helicoide, símbolo de la represión del régimen chavista.

Vélez hizo la solicitud al canciller Carlos Holmes Trujillo el viernes pasado, día que Saleh recobró su libertad.

“Lorent es un perseguido político de la dictadura de Nicolás Maduro que infortunadamente con la complicidad del expresidente (Juan Manuel) Santos y de la excanciller Maria Angela Holguín fue entregado a las autoridades en el año 2014 en Venezuela”, indicó.

La detención de Saleh ocurrió después que el gobierno del expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lo detuviera en Bogotá el 4 de septiembre de 2014, para ser posteriormente deportado.

Añadió que en su calidad de congresista solicitaba al ministerio de Relaciones Exteriores y a la Comisión para la Determinación de la Condición de Refugiado (CONARE) que se reconozca a Lorent Saleh su condición particular y se le conceda “la condición de refugiado en Colombia”.

De acuerdo con las autoridades venezolanas, el opositor político y director de la Operación Libertad manifestaba “conductas violentas, destructivas y suicidas que ponían en peligro su integridad personal”. Por tal motivo, se recomendó reducir el riesgo para su vida y fue enviado a España el pasado viernes a petición de su madre.

Luego de ser liberado, Saleh Rojas puso en su cuenta de Twitter que no hay mayor felicidad que ver a su hijo Lorent Saleh sonriendo después de tantos años de oscuridad que no merecía. “Abrimos un nuevo capítulo en nuestroas vidas de amor y esperanza”.

El propio Saleh dio un parte de tranquilidad sobre su estado de salud, a través de su cuenta de Instagram explicó que se encuentra bien en la ciudad de Madrid y que por ahora trata de acoplarse a la libertad física luego de haber pasado varios años bajo un “Estado de terror”.

“Me duele mucho no haber podido agradecerle personalmente a todas las personas que me han apoyado todo este tiempo. Estoy en deuda con Venezuela y el mundo. Espero recuperarme pronto y en los próximos días poder expresarle al mundo lo que siento y pienso en este momento. Les pido estar atentos”, sostuvo.

En el marco del destierro de Saleh, sigue vigente el escándalo por el asesinato del concejal del partido Primero Justicia, Fernando Albán. Al parecer, la liberación del joven opositor político coincide con la muerte de Albán, todo esto para apaciguar los ánimos que cada día presionan más a Maduro y a su régimen.



Fuente