La Procuraduría General de la Nación se apresta a tomar una trascendental decisión respecto a la situación de las exministras Gina Parady y Cecilia Álvarez Correa.

Se conoció que la Procuraduría sancionará con destitución e inhabilidad por más de 10 años a la pareja Álvarez -Parody por su evidente conflicto de intereses en la firma de un Conpes que aprobó la adición a Odebrecht de la vía Ocaña-Gamarra, que terminó beneficiando a la familia de Parody.

Este es el segundo revés que reciben las exministras en menos de 3 meses, pues ya anteriormente el exfiscal general ad hoc, Leonardo Espinoso desarchivó el proceso que se les seguía y se espera que en las próximas semanas sean llamadas a imputación de cargos.

La sanción será dada a conocer en las próximas horas y se espera que causa gran revuelo porque es la primera gran decisión contra el gobierno Santos por el caso Odebrecht.