Por medio de una carta el candidato a la Alcaldía de Dosquebradas, Roberto Jiménez Naranjo, expresó su rechazo ante el nombramiento de los aspirantes al máximo cargo de la localidad, los cuales fueron elegidos desde la prisión.

Con el título “el pueblo de nadie” Jiménez exhortó a los representantes de los entes de control y departamentales a no permitir está situación y señaló que “es imposible creer que se presten para nombrar a una persona que obstaculizará el desarrollo de las investigaciones que hay en curso contra todos los sinvergüenzas que se están robando las arcas del municipio”.

Esto refiriéndose al alcalde del municipio, Fernando Muñoz, quien aún continúa en prisión por el delito de corrupción, es por ello que Jiménez fue enfático al afirmar que “cometen un grave error, por no decirlo un gravísimo error, al poner el futuro de la administración en la persona menos indicada o será que lo que dicen en la calle es verdad”.

Aseguró que Muñoz y todos sus aliados “quieren que nuestro municipio siga siendo la cenicienta de unos cuantos que no piensan sino en sus intereses personales y dejan de lado el progreso y desarrollo de nuestro amado Dosquebradas”.