Alfredo Bocanegra, aspirante a la Alcaldía de Ibagué, ha venido buscando desesperadamente la aceptación entre los líderes de los distintos sectores populares de Ibagué y, pese a tener el aval de Colombia Renaciente y ahora el coaval de Cambio Radical, su candidatura no termina de despejar. ¿La razón? Su pasado político y su relación cercana con hechos de corrupción.

Bocanegra es uno de los aspirantes con poco liderazgo político en la ciudad de Ibagué y eso se evidencia en los actos públicos, ya que en la mayoría de ellos se encuentra solo sin respaldo de sus seguidores.

Bajo un discurso insípido y sin profundidad, Alfredo Bocanegra manifestó su agradecimiento a los directivos de Cambio Radical por respaldar su aspiración y ratificó su compromiso “por promover la transformación de la ciudad”.

Por eso, muchos temen que esa “transformación” sea repetir sus malos hábitos del pasado, ligados a los escándalos de su gestión frente la Aeronáutica Civil y que la Alcaldía sea un puente más para favorecer con dádivas a sus amigos políticos.