Luego de que el Grupo de Lima, conformado por 12 países de la región, se reuniera en Canadá para discutir soluciones a la situación en Venezuela, la coalición solicitó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que actúe ante la crisis humanitaria.

Los ministros de exterior de Perú y de Canadá, Ricardo Luna y Chrystia Freeland respectivamente, se reunieron con el secretario general de la ONU, António Guterres, para entregar una “aproximación más directa” sobre el “desarrollo inquietante de la crisis humanitaria” que viven quienes se encuentran en territorio venezolano.

Luna expuso al jefe de la ONU que dicha situación en Venezuela tiene efectos y consecuencias en otros países de la región, como la migración masiva de venezolanos.

“Que las Naciones Unidas se ocupe de las crisis en el Oriente Medio, en África y en Asia y que no tenga un rol central en lo que se está desarrollando en el corazón de América del Sur sería gravísimo”, opinó Luna.

Hasta el momento, la ONU solo se ha limitado a llamar al diálogo entre el régimen y la oposición en Venezuela sin involucrarse en la situación real y humanitaria que enfrenta la población.

En la solicitud del Grupo de Lima, los países consideran que la ONU puede asumir un papel más activo. “Nosotros creemos que la situación en Venezuela se ha agudizado, que hay una involución del proceso democrático y una consolidación de la tendencia autoritaria”,afirmó Luna.

A su juicio, además de una “consolidación del régimen”, se está viendo una “fragmentación de la oposición democrática” que es necesario atajar.

PANAMPOST