Después de cuatro audiencias fallidas, la Fiscalía le imputó cargos este lunes a Roberto Prieto Uribe por tráfico de influencias de particular, interés indebido en la celebración de contratos, enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado.

Todas estas irregularidades habrían sido cometidas por Prieto -exgerente de la campaña Santos Presidente- por hechos relacionados con los sobornos de Odebrecht.

La Fiscal del caso recordó que Odebrecht pagó 11 millones de dólares en sobornos en Colombia para que se le adjudicaran contratos y obtuvo un beneficio de más de 50 millones de dólares.

La Fiscal 80, encargada del caso, dijo que a través de las declaraciones de los presidentes de Odebrecht involucrados en el caso se logró la captura del exministro Gabriel Ignacio García Morales, quién recibió 6,5 millones de dólares a cambio de que se le diera a la firma brasileñas la Ruta del Sol II. 

La delegada del ente acusador dijo que García ofreció su colaboración y habló de ingresos de dineros a las campañas presidenciales, primer hecho por el que se le imputaron cargos a Prieto por falso testimonio.

La Fiscal aseguró que en este caso aparece María Fernanda Valencia, quien fue candidata a la Cámara por el partido de la U, y que conocía a Prieto y fundó la firma Impresa Group, a través de la que se recibieron 450.000 dólares para la compra de afiches para la campaña Santos Presidente. Ese dinero fue consignado por Odebrecht.

“El aquí indiciado tenía como modus operandi pedir dinero a empresas y personas diciendo que era requerido para tapar huecos de las campañas políticas de Juan Manuel Santos”, dijo la Fiscal.

Según la Fiscalía, Odebrecht consignó en junio del 2010 un total de 450.000 dólares a la empresa de María Fernanda Valencia y su esposo. La firma Impresa Group fue creada en Panamá bajo las indicaciones de Roberto Prieto.

El aquí indiciado tenía como modus operandi pedir dinero a empresas y personas diciendo que era requerido para tapar huecos de las campañas políticas de Juan Manuel Santos Este, dijo la fiscal, fue un “aporte en especie de Odebrecht”.

En la audiencia la fiscal leyó declaraciones de Valencia: “En el 2010 colaborando en el partido de la U. en la campaña, me doy cuenta que están solicitando empresas para hacer afiches, y como mi esposo tiene experiencia lo presento con Roberto Prieto para que se conozcan… Tengo entendido que para pagarle los afiches le solicita un número de cuenta en Panamá y por eso hace la sociedad”, asegura.

El esposo de Valencia también declaró en el caso: “Cuando fui a cobrar la elaboración de afiches me solicitaron un número de cuenta. Me exigían una personería jurídica. Procedí a constituirla”, dijo.

Sobre quién le dijo que debía constituir una empresa en el exterior, el esposo de Valencia aseguró que habló con Roberto Prieto, y que él y la gente de su campaña le dieron las indicaciones. También dijo que Prieto fue quien lo contrató directamente.

Se acordó elaborar 2 millones de afiches. Se hicieron más y nunca me los pagaron”, afirmó. El esposo de Valencia dijo también que no hubo contrato y fue verbal, y que la plata que recibió estuvo inactiva 3 años y no la ha ingresado al país.

Por esto la Fiscal dice que Prieto sabía del tema y lo debatió con sus amigos “Eduardo Zambrano (empresario representante de Consultores Unidos, capturado por el caso) y Andrés Giraldo (de confianza de Prieto), como consta en llamadas interceptadas”.

La Fiscal dijo que en esas llamadas se escucha a Prieto preocupado por la campaña y los afiches. “El indiciado sabía perfectamente el tema, al punto que lo debate con sus amigos”. 

Según la Fiscalía en esas llamadas Prieto dice que Valencia la embarró dando las declaraciones que dio a la prensa cuando estalló el escándalo.

La Fiscal asegura que el Comité Financiero de la campaña Santos desmiente a Prieto cuando él dice que fue esa instancia de la campaña el que buscó el dinero. Prieto ha dicho bajo la gravedad de juramento que no sabía de esos aportes para afiches. Por eso la Fiscalía le imputó el delito de falso testimonio afirmando que “ha faltado a la verdad ante la Procuraduría”.

El ente acusador habló de un desayuno en Casa Medina al que fueron los miembros del Comité Financiero de la campaña Santos y en el que estuvieron con Eduardo Zambrano y Luis Antonio Bueno de Odebrecht, “pero quien coordina que se hiciera efectivo ese aporte fue Prieto”, dijo la fiscal.

La Fiscal habló también de los aportes de Odebrecht a la campaña Santos 2014-2018 a través de Padington. En esa campaña Prieto era subgerente y “actuó en contra de las reglas de la ética y la moral”, dijo.

“Los directivos de Odebrecht han dicho que con la empresa Padington se hicieron unos pagos para que elaborara unas encuestas”, señaló.

Martoreli, presidente de Odebrecht en Colombia, dice que hizo el contrato con Luis Peña, presidente de Sancho VVO, una filial de Padington. 

“La encuesta de opinión, pagué el mantenimiento, era para la campaña Santos. Un millón de dólares que pagué a una empresa Padington en Panamá”, dijo Martorelli a la Fiscalía.

Sancho VVO fue la compañía contratada bajo la gerencia de Prieto para hacer la publicidad de la campaña Santos.

Sé porque Odebrecht hizo una contribución a la campama 20104-2018 sufragando unos estudios sobre la situación política en el país”, dijo Martorelli.

“Falta a la verdad Prieto cuando rinde declaración ante la Procuraduria y la Comisión de Acusación, el Consejo Electoral y la Fiscalía cuando advierte que no conoció nada de este asunto, no obstante en las conversaciones interceptadas hace una amplia explicación de este asunto, al igual que el de los afiches”, dijo la Fiscal.

Según la Fiscal, los directivos de Odebrecht aceptaron los pagos para los afiches soslayando el verdadero interés de esos aportes.

Eduardo Zambrano, el 22 de enero del 2018, le cuenta a la Fiscalía cómo Prieto le da instrucciones sobre lo que debían declarar los brasileros en campañas presidenciales. “Prieto le da un documento que en sobre cerrado le da a Zambrano para que se lo entregue a Martorelli”, dice la imputación.

Es así como “desplegó una serie de acciones para que los brasileros dieran la versión que a él más le convenía”, aseguró la fiscal.A cambio de esos aportes, según la Fiscalía, Prieto ofreció sus “buenos oficios” para recomendar a Odebrecht con el alto gobierno.

Aporte de Interbolsa a la campaña 2010-2014

Según la Fiscal, Prieto hizo algo similar al pedirle a Rodrigo Jaramillo, presidente de Interbolsa, dinero para la campaña Santos a través de la firma Francisco Ortiz Producciones, aportes que tampoco quedaron en la contabilidad de la campaña.

Los Estados financieros ya estaban consignados al Consejo Nacional Electoral, siendo Interbolsa una empresa ajena a la publicidad pues su operación era bursatil“, dijo la Fiscal.

En el 2010 se hicieron tres pagos: uno por 92,8 millones de pesos, otro por 92,8 millones, y un último por 104 millones de pesos, que suman 290 millones incluidos 40 de IVA, dinero que fue el que finalmente Prieto pidió para la campaña Santos.

“Ortiz Producciones no hizo ningún trabajo de publicidad para Interbolsa. Se hizo un ejercicio contrario a la fe pública”, dijo la fiscal.

La Fiscal dejó claro que “estos dineros nunca ingresaron a los Estados financieros del Consejo Nacional Electoral”.

Tras esas ayudas, Prieto, dice la fiscal, “busca a entidades estatales para favorecer a multinacionales como Odebrecht, Impregilo, Consultores Unidos, Geo Consulting con el argumento de traer inversión extranjera, haciendo énfasis en su interés altruista, y resaltando la institucionalidad“, dijo la fiscal en la imputación.

La Fiscal dice que quienes le colaboraron a Prieto luego fueron favorecidos. María Fernanda luego fue nombrada directora de Artesanías de Colombia y Francisco Ortiz fue nombrado director de RTVC.

En junio del 2014 se conversó que quienes podían aportar a la campaña era Impregilo, en la ruta del sol III

“Dando continuidad a su actividad al margen de la ley bajo alcances insospechados de su constumbre de vieja data de pedir dinero para la campaña “con el argumento que debía tapar huecos de la campana”, fue que Prieto intervino en el caso del Puente Plato.

La Fiscal dice que Prieto contactó a su allegado Eduardo Zambrano y acuerdan desplazarse a otras multinacionales para pedir plata. 

En este caso, para la ruta del Sol III, la elegida fue Yuma, conformada por la Concesionaria de Impregilo y otras firmas.

Así incurrió en un interés indebido en el contrato 4 de agosto del 2010, que ha tenido 9 otrosíes. “Influyó en la Agencia Nacional de Infraestructura con el ánimo de recomendarle empresas extranjeras para que inviertan en el país“, dice la imputación.

Prieto intervino en el otrosí número 5 para la viabilidad de un segundo puente entre Zambrano Y Plato. “Esto se hizo sin licitación, se le adjudica al Concesionario, y los diseños se contratan con Consultores Unidos, de su amigo Andrés Zambrano”, aseguró.

“Pese a que era obligatorio una licitación se omitió hacerlo”, dice la Fiscal.
Zambrano dijo que Prieto le aseguró que intervendría para que Yuma contratara los diseños con Consultores Unidos. Es así como la ANI traslada parte del presupuesto del puente a Consultores Unidos. 

El dinero que la ANI aprobó para los diseños fue de 5.788 millones de pesos, pago que se trasladó para Consultores Unidos. La Fiscal dice que en este caso Prieto recibió 650 millones de pesos por su intervención.

Zambrano contó que Prieto decía que necesitaba cubrir un déficit de la campaña pero que ya no le podía pedir más a Odebrecht “porque le daba pena y por eso es que surgen los italianos Impregilo”.

“En junio del 2014 se conversó que quienes podían aportar a la campaña era Impregilo, en la ruta del sol III”, dijo Zambrano. Así hubo una primera reunión en el 2015 en el restaurante de un hotel. Allí se reunieron con Eduardo Vergara y Andrés Giraldo para hablar del tema del Puente Plato”.

Primero hicieron un presupuesto de 7.000 millones de pesos rechazado por la ANI, y luego hubo un segundo presupuesto. 

Hay una segunda reunión en el Marriot con Prieto, Sebastián Correa (enlace con la ANI y condenado en el caso) y Zambrano. “En esa reunió fue para concretar con Correa cuando se podía firmar el otrosí del Puente Plato”, dijo Zambrano a la Fiscalía.

Sobre el enriquecimiento ilícito que se le imputa a Prieto, la Fiscal dijo que cuando Yuma contrata a Consultores Unidos por esa gestión le cobró a su amigo Zambrano 650 millones de pesos, quien gira esta suma a Megaland “intermediaria para canalizar el pago a Prieto”.

En el caso de Plato, contó la Fiscal, lo curioso es que aunque él pedía estos dineros hablando de huecos en la campaña Santos, en las interceptaciones telefóncas “Prieto sostenía que no tenía ningún déficit en la campaña, pues decía que todo era perfecto”.

Por eso la Fiscalía dice que, “en conclusión, el dinero era para él y no para la campaña porque el ejercicio democrático ya había terminado con sus informes al Consejo Nacional Electoral”. Por eso la Fiscal asegura que Prieto “se enriqueció con esos dineros obtenidos ilícitamente”.

Gilberto Saldarriaga, representante de Megaland, corrobora lo dicho por Zambrano sobre Prieto y sobre cómo con esa firma se hizo una factura para que Prieto recibiera el dinero.

“La entrega del dinero al doctor Prieto se hizo en un lapso de tres meses. Yo venía a Bogotá y se lo daba en efectivo. Fueron diferentes sumas en diferentes momentos. Fueron muchos viajes. Creo que una vez vine por tierra. También le di dinero en su apartamento. Yo iba a Bancolombia, retiraba el dinero e iba a su apartamento. Siempre le di el dinero en efectivo y a la mano”, contó Saldarriaga.

Dice que en total le entregó unos 600 millones de pesos porque le descontó el IVA, dice que no recibió ningún beneficio y que fue un favor que le hizo a Prieto. 

La Fiscal dijo que Prieto vulneró la fe pública por la factura ilegal con la que Zambrano traslada el dinero a Megaland para que llegara a Prieto. “Es determinador porque le da las instrucciones a Saldarriaga sobre cómo elaborar el documento (la factura falsa)”, dijo la Fiscal.

El ente acusador también le imputó a Prieto tráfico de influencias considerando su perfil: “usted mismo ante la Fiscalía ha señalado que desarrolló actividades en múltiples campañas parlamentarias y presidenciales, y en el BID, por lo que ha tenido un papel preponderante en la sociedad”.

Dijo que influyó ante la ANI: “usted dice que en un gesto de altruismo puso sus oficios ante la ANI para que las multinacionales no abandonaran el país. Así fue como se apersonó de la promoción de empresas como Impregilo y Odebrecht”, dice la imputación.

Fuente: El Tiempo