Alejandro Guillier y Sebastián Piñera, los candidatos presidenciales de Chile que superaron la primera vuelta, se preparan para competir en el ballotage del 17 de diciembre y posiblemente cambiar el rumbo del país.

Ambos ya han empezado a mover sus recursos y a hacer cambios en sus equipos de campaña para enfrentarse a una nueva etapa que les permita impulsarse entre los votantes.

El cambio más radical lo realizó el senador y candidato oficialista Alejandro Guillier al reestructurar su comando para así aglutinar al electorado de la centroizquierda.

El nuevo coordinador de su equipo es Álvaro Elizalde, presidente del Partido Socialista (PS), quien reemplaza a Osvaldo Correa del Partido Radical (PR).

La “cabeza del comando” estará conformada por: la diputada y ahora senadora electa de la corriente política Democracia Cristiana (DC), Yasna Provoste; la diputada por Antofagasta del PR, Marcela Hernando; la senadora independiente del Partido por la Democracia (PPD), Ximena Órdenes, y Roxana Pey, la independiente apoyada por el Partido Comunista (PC) y exrectora de la Universidad de Aysén.

Andrés Santander, secretario general del PS, será quien ahora asuma el rol como coordinador territorial y la coordinación del equipo comunicacional la ocupará, el antes encargado de los contenidos audiovisuales de la campaña, Juan Enrique Forch.

Los cambios generaron molestias en el Partido Comunista y manifestaron no entender la decisión del candidato a la presidencia; sin embargo, más tarde el nuevo coordinador del comando de Guillier afirmó que todavía falta anunciar nuevos integrantes del equipo y que el PC formará parte del comando “como todos los otros partidos que apoyan a Alejandro Guillier”.

Cambios en comando de Piñera

El opositor y expresidente Sebastián Piñera también anunció cambios en su comando de campaña tras haber obtenido un 36,6% de las preferencias en las elecciones del pasado domingo, un porcentaje menor al esperado, pero que supera el 22,69% obtenido por su contrincante oficialista en la primera vuelta.

Decidido a ganar en la segunda vuelta, el candidato de Chile Vamos reforzó su comando con la incorporación de tres senadores electos por amplia mayoría en los comicios del pasado domingo.

Felipe Kast, líder del partido Evópoli; Francisco Chahuán, de Renovación Nacional (RN), y Juan Antonio Coloma, referente de la Unión Demócrata Independiente (UDI), son los tres nombres que se sumaron al equipo de campaña.

“Los tres se incorporan al corazón de nuestro comando, van a ser parte del consejo estratégico que no solamente piensa, sino que también siente nuestra campaña”, afirmó el candidato opositor.

Piñera, enfocado en a reestructuración del área operativa y territorial también añadió a su nuevo equipo al exsubsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla (RN) para liderar la nueva comisión que buscará mejorar la estrategia de movilización adoptada por Lucas Palacios (UDI).

Tanto Guillier como Piñera afirman tener la victoria asegurada; sin embargo, todo queda en mano de los electores.

Por su parte, Piñera ha tratado de recuperar el ánimo y la esperanza de sus seguidores, asegurando que a pesar de no haber obtenido los resultados esperados por sus simpatizantes es posible ganar en la segunda vuelta.

“Este resultado es muy parecido al de 2009”, dijo el exmandatario en referencia a la suma de los votos obtenidos por candidatos de derecha, porcentaje similar al conseguido en la primera vuelta de ese año en el que obtuvo la victoria.

“Es verdad que en algunos sectores (de su comando) hubo triunfalismo”, pero “en mi caso siempre dije que creía que esta elección no se iba a definir en primera vuelta”, comentó Piñera, señalando como una victoria el haber obtenido 14 puntos de ventaja.

Por su parte, el nuevo integrante del comando de Sebastián Piñera, Felipe Kast, recordó que mientras “el programa de Gobierno de Guillier es ‘todos contra Piñera’, el programa de Gobierno de Piñera es tener un país con tiempos mejores”.

Es necesario recordar que con un padrón electoral que se aproxima a los 14 millones 300 mil habilitados, solo 45% salieron a ejercer su derecho el pasado domingo, por lo que el candidato que logre revertir esos números a su favor, podría ser el que obtenga la victoria en la próxima vuelta.

PANAMPOST