El régimen cubano, liderado por Raúl Castro, no cesa su persecución en contra de sus opositores. Puntualmente, en contra de los comunicadores. En días recientes le tocó el turno a Rolando Ferrer Espinosa, abogado y escritor reconocido con el Premio de Narrativa Reinaldo Arenas.

Ferrer Espinosa fue detenido la mañana del pasado 9 de noviembre y trasladado a la Unidad Provincial de Investigaciones Criminales y Operaciones (UPICO) de Villa Clara. Al acusado se le imputa el cargo de  “peligrosidad social predelictiva”.

Respecto a su detención, el abogado y activista detalló: “Me preguntaron sobre mi actividad en redes de cultura inclusiva y los derechos de las personas con discapacidad dentro de Cuba”.

Su detención se dio después de que se presentara el pasado mes de septiembre ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para presentar un informe sobre la situación de las personas con discapacidad en Cuba, de lo que recuerda que realizó una “exposición extensa” de los casos en que se han violado los derechos humanos de las personas con discapacidad en el país caribeño.

Según detallaron medios locales, durante el interrogatorio que fue hecho al opositor se le preguntó sobre su libro Tiniebla de Soledad, en el que narra su experiencia durante los nueve años que fue preso político en la cárcel de máxima seguridad Alambradas, de Manacas.

PANAMPOST