El sancionado alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández dio una muestra más de su carácter misógino y su falta de respecto a la ley.

Según el periódico ‘El Espectador’, Hernández se reunió en su residencia con 8 precandidatos a la alcaldía: Juan Carlos Cárdenas, Sergio Prada, Sergio Isnardo Muñoz, Jorge Flórez, Jorge Figueroa, Carlos Sotomonte, Cecilio Vera y Ludwing Mantilla. Excluyeron de la reunión a Claudia López Rodríguez, según en palabras de Hernández porque: “hace parte de la politiquería que acabó con Bucaramanga”

Lo cierto es que la exclusión de López Rodríguez parece obedecer a un patrón de misoginia, pues coincidencialmente la única no invitada fue una mujer, lo cual está en concordancia con la actitud de Rodolfo Hernández de desprecio a las mujeres.

El 8 de febrero de este año el alcalde de Bucaramanga se refirió a las mujeres venezolanas en estos términos: “Ellas no costean nada, todo lo cubrimos nosotros y los partos que han tenido son como 400 al año, son una fábrica para hacer chinitos pobres”; palabras que desataron una ardua polémica pues las palabras de Rodolfo Hernández fueron calificadas como xenófobas y misóginas.

Es de recordar que Rodolfo Hernández Suárez se encuentra suspendido por una decisión de la Procuraduría General de la Nación, luego de que golpeó al concejal John Jairo Claro. Legalmente Hernández sigue siendo el alcalde de Bucaramanga razón por la cual la reunión con los 8 precandidatos configura una clara participación en política, aunque el suspendido burgomaestre asegura que se trata de un acto de “pedagogía”.