En Bogotá el evento está citado a las 10a.m. en el Parque Nacional. La situación económica, el escándalo de Odebrecht que ha salpicado al gobierno Santos y al Centro Democrático, y el acuerdo de paz con las Farc, algunas de las razones

“Vamos a la calle” es el lema con el que el uribismo planea marchar el próximo 1 de abril en distintas ciudades del país. El líder del Centro Democrático, el senador Álvaro Uribe Vélez, explicó a través de sus redes sociales las razones por las que se protestará, y calificó al evento como un “coscorrón en defensa de la democracia”.  

La situación económica, el escándalo de Odebrecht que ha salpicado al gobierno Santos, el acuerdo de paz con las Farc, la decisión de la Corte Constitucional sobre el plebiscito y la justicia transicional son algunas de las inconformidades con las que ya se están organizando marchas en Armenia, Villavicencio, Neiva, Bogotá, Cali, Cúcuta, Valledupar, Cartagena y Pereira.

“Por primera vez en muchos años en 2016 la economía redujo en 3,6% la agregación de activos productivos, o formación bruta de capital… Mientras Óscar Iván Zuluaga procede con nobleza al suspender su campaña y dedicarse a esclarecer un aporte electoral que no es soborno…Santos cree tener derecho a que el pueblo acepte la corrupción de su Gobierno. Sabido era que con miles de millones de contratos oficiales ganaron la elección de 2014, y se suman los sobornos de Odebrecht”, dijo el expresidente.

El anuncio de la protesta coincidió con la denuncia que interpuso el senador José Obdulio Gaviria ante el Consejo Nacional Electoral para que investigue el financiamiento de la campaña Santos en 2010.  La empresaria María Fernanda Valencia dijo la semana pasada que hizo aportes a la campaña Santos 2010, según ella, de manera lícita. La firma brasileña costeó, a través de la sociedad Impressa Group, la impresión de cerca de dos millones de afiches.

Óscar Iván Zuluaga, candidato presidencial por el Centro Democrático en 2014, también está en la mira de la Fiscalía por al parecer haber recibido dinero de la firma brasileña en su campaña hacia la Casa de Nariño.

La implementación del acuerdo de paz y el resultado del no en el plebiscito siguen siendo temas de inconformidad en el uribismo. “Pensando en Colombia aceptamos que el triunfo del No en el plebiscito debería llegar a un Acuerdo Nacional para salvar la paz e introducir modificaciones a los acuerdos, pero el Gobierno nos engañó y la Corte se prestó para irrespetar el veredicto popular. Nos robaron el Plebiscito. Han sustituido la Constitución, introducido total impunidad a los responsables de delitos atroces, todo para favorecer al terrorismo. Nos dijeron mentirosos porque denunciamos lo evidente: arman y pagan altos salarios a 1.200 personas de Farc”, agregó Uribe.

En Bogotá la marcha está citada a las 10a.m. en el Parque Nacional. 

elespectador.com