Varios sectores políticos se han manifestado en contra del concejal Julián Osorio, quien engañó al conductor Carlos Jaime Gutiérrez Ibáñez al pedir un servicio con la aplicación de InDriver y después lo entregó a la Policía.

Gilberto Tobón, candidato al Congreso por Fuerza ciudadana, expresó: “El concejal Julián Osorio del Centro Democrático intimida y persigue a los desempleados generados por la incapacidad de este gobierno. Ojalá con esa misma fiereza persiguiera a los corruptos de su partido, esos que tienen a miles de niños sin internet y a otros miles con hambre”.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez también se mostró en desacuerdo con la burla del concejal.

“El proyecto que presenté como Senador buscaba reglamentar el pago equitativo de la seguridad social a los trabajadores de las plataformas, Uber, por ejemplo, nunca prohibirlas. Y otras de equidad frente a los taxistas, Julián reflexión, por favor, que el mal ejemplo no sea nuestro”, dijo el exmandatario a través de su cuenta de Twitter.

“La buena condición humana es uno de los requisitos para servir al país y a los ciudadanos. Su comportamiento no representa los principios que defiende nuestro partido”, dijo la senadora Ruby Chagüi, quien además pidió investigar lo sucedido.

Miller Soto, candidato al Senado por el CD, publicó un video y dijo: “lo que hizo el concejal Julián Osorio no está bien. Aún cuando pertenezca al Centro Democrático las cosas hay que decirlas y su actitud, además de cobarde, fue inhumana”.

Soto agregó que el conductor de InDriver “no estaba haciendo nada ilegal, estaba trabajando, y eso hay que respetarlo”.

“Los concejales estamos para hacerle control político a la Administración y para ayudar a los ciudadanos, no para tender trampas y actuar de formas tan ruines. Todo mi rechazo a la conducta del concejal Julian Osorio”, expresó Emel Rojas, concejal de Bogotá por el partido Colombia Justa Libres.

El momento quedó grabado y se hizo viral en las redes sociales, donde miles de personas han expresado su indignación con el hecho. EL TIEMPO habló con Carlos, quien calificó de “bajeza” lo hecho por el político, quien tiene relación con el gremio taxista.

“Me sentí traicionado, engañado, yo sé que cometí un error porque eso no está regulado, pero fue algo muy vil, porque él me utilizó de una mala forma. Él ya tenía todo organizado con la Policía para que tan pronto llegáramos a la terminal me estuvieran esperando. Creo que no era necesario el escarnio público”, señaló Gutiérrez.

El conductor de InDriver asegura que su dedicación a esto es esporádica y que lo único que pensaba en el momento era en “el daño que le habían hecho” quitándole el carro.

El concejal, en W Radio, pidió excusas “por la forma como se hizo el video, ponerlo en el escarnio público no era la forma, pero hay que combatir la ilegalidad”.

Fuente El Tiempo