Ante la Fiscalía General de la Nación, el empresario Eduardo Zambrano admitió que dineros de la firma italiana Impregilo también entraron a la campaña de Juan Manuel Santos a la presidencia en 2014.

Zambrano relató que 1400 millones de pesos salieron la empresa italiana para cubrir un déficit de dinero de la campaña de Santos de 2014. Los recursos salieron del contrato de la Ruta del Sol III a cargo del consorcio Yuma, en donde tenía participación Impregilo.

La idea de pedir dinero a Impregilo fue de Roberto Prieto a través del contrato de para los estudios y diseños de Puente Plato en Magdalena que costó 6000 millones de pesos y realizó a través de la firma Consultores Unidos de Zambrano.

Según el testigo quienes coordinaron la adjudicación del contrato a Consultores Unidos fueron Roberto Prieto, Andrés Giraldo, Hernando Vergara y el funcionario de la ANI, Juan Sebastián Correa, quien contó siempre con el visto bueno del expresidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

Por estos mismos hechos fue imputado Luis Fernando Andrade por los delitos de interés indebido en celebración de contratos y contrato sin el lleno de los requisitos legales. En los próximos días la Fiscalía se apresta a imputar cargos a Leonardo Castro, gerente de la concesionaria y a Francesco Stopponi, representante de Impregilo en Colombia.