La Contraloría, la Procuraduría y la Defensoría pidieron intervenir y liquidar la EPS Medimás porque “abierta incapacidad” para atender a los pacientes.

El controlador Felipe Cordoba dice que inclusive tienen en sus bases de datos a personas fallecidas. También alertó de los altos costos por los medicamentos.

Además, dicen los entes de control, se habrían desviado recursos públicos del sistema general de seguridad social en salud, que para el 2019, superarían los $635.000 millones por posibles acciones y omisiones por parte de los administradores de la EPS.

Los entes de control piden la intervención inmediata para la EPS que definitivamente no pudo garantizar el derecho a la salud de sus pacientes.

Las entidades señalaron que la EPS no cumple los estándares y está en estado crítico.