“Con la especulación y el acaparamiento se ataca a los bolsillos de los venezolanos”, así lo afirmó el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, en relación con una supuesta “Guerra Económica” de la cual acusan a los empresarios en ese país. Sin embargo, el ministro omitió que en el estado Carabobo el nuevo gobernador chavista, Rafael Lacava, confiscó alrededor de 20 galpones repletos de alimentos a su predecesor, también oficialista, Francisco Ameliach.

No solo en la oposición venezolana hay disputas y fracturas, al interior del chavismo también hay una fuerte riña por el poder. El gobernador Lacava le arrebató a Ameliach toneladas de comida pertenecientes a los combos de alimentos CLAP con los que el régimen chantajea a los venezolanos.

Este miércoles el exgobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, denunció que funcionarios de la Policía irrumpieron “arbitrariamente” en la Sala Situacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en Valencia, lugar en el que tiene sus oficinas. Para sorpresa de todos, lo que encontraron en el lugar fue la existencia de toneladas de comida que presuntamente tenían acaparadas.

Dicha comida estaba a cargo de la comercializadora Alimentos Carabobo C. A. (Alimca), encargada del embalaje de los alimentos que posteriormente son repartidos por los Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en las comunidades.Francisco Ameliach, quien ahora es miembro de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, dijo en principio que se trataba de una agresión, pero no ha hecho mención alguna sobre el hallazgo.“Comida almacenada que debe salir ya para la calle antes de que se eche a perder. ¡A moverse!”, escribió en un tuit Lacava, al que acompañó con una fotografía en las que se muestran centenares de productos.

“Estas son las oficinas del Psuv en Carabobo donde el constituyente Ameliach tienes sus oficinas a las que entró arbitrariamente la policía. Cuánto costarán esas pequeñas oficinas? Cuánto habrá de comida? Esto es o no acaparamiento y especulación?”, cuestionó la periodista Nitu Pérez Osuna a través de Twitter.

PANAMPOST