Jhon Jairo Roldán y Jack Housni Jaller llegaron a la cámara de representantes en el año 2010, fue ahí donde hicieron una relación de amistad que se desembocó en la mayor trama de corrupción en la historia de San Andrés Islas.

Roldán, presentó al empresario Hernán Moreno Pérez, con el exrepresentante Housni, y juntos idearon un esquema de corrupción que duró cerca de 7 años, según una investigación de la Fiscalía General de la Nación. Moreno, dueño de la empresa de energía Furel, que además ganaba extrañas licitaciones de vías y megacolegios, financió de manera ilegal la campaña a la gobernación de Aury Guerrero Bowie en 2011 y luego en 2014 financió con 700 millones a los congresistas Jack Housni y Jhon Jairo Roldán para sus campañas reeleccionistas.

Lo demás es historia patria, Hernán Moreno y Jack Housni montaron un esquema de corrupción que eligió a los dos últimos gobernadores de San Andrés, Aury Guerrero y Ronald Housni –hermano de Jack- y se encargó de direccionar la contratación de megacolegios en San Andrés durante 7 años que dejaron coimas por 11 mil millones de pesos.

Hernán Moreno Pérez, quien era hasta hace poco un destacado empresario Antioqueño, también está involucrado en el escándalo de corrupción que enloda a la exalcaldesa de Armenia, Luz Piedad Valencia y de quien se sospecha viene financiado a Jhon Jairo Roldán –quien inició su carrera política en Bello- y sus recomendados dentro del partido Liberal.

Ahora Roldán pretende elegir alcalde de Bello, para replicar el esquema de corrupción que montaron en San Andrés y Armenia que dejó contratos por más de 300 mil millones de pesos y coimas por 133 mil millones de pesos, convirtiéndose en uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia de Colombia.