La Procuraduría General de la Nación tomó la decisión de suspender por 3 meses al gobernador del departamento del Chocó, Ariel Palacios Calderón por la suscripción de un contrato para dictar unas capacitaciones para prevenir el coronavirus covid-19.

Fernando Carrillo, procurador general de la Nación, explicó que las medidas contra Ariel Palacios, gobernador de Chocó, se tomaron por un contrato “con una fundación que no tiene la competencia para hacerlo, un contrato de más de 2.000 millones de pesos. No solo pedimos la suspensión del contrato, sino que hemos decidido suspender por los próximos tres meses, por posibilidad de reiteración de la falta”.

Se trata de un convenio con la fundación Chocó Saludable, la cual debía educar a los chocoanos en temas relacionados al COVID-19, tales como autocuidado, limpieza y desinfección, entre otros campos que, para la Procuraduría, no son “imperiosos” en esta emergencia.

La millonaria inversión “no podría ser considerada un aporte significativo a la mitigación de la pandemia”, teniendo en cuenta que existen otras prioridades como la dotación de elementos de bioseguridad al personal médico, señaló el organismo de control.

El Ministerio Público también advirtió que tiene 24 procesos disciplinarios abiertos contra 14 gobernaciones, 70 procesos contra 55 alcaldías y 24 de orden nacional.