Bernardo Alejandro Guerra es un concejal de Medellín, reconocido en la ciudad por los múltiples escándalos que ha protagonizado tanto dentro de su carrera pública como de su vida privada.

Amigo de delincuentes, cercano en los 80s a Pablo Escobar por medio de su padre quien era “íntimo” de él, clientelista por naturaleza y creador frecuente de frases desobligantes y discriminatorias, se encuentra una vez más en el ojo del huracán por su defensa al exconcejal de Bello y Representante a la Cámara electo, León Fredy Muñoz.

Muñoz, quien ha recibido duras acusaciones en los últimos meses por fraude electoral y quien además fue capturado hace casi dos semanas por tráfico de cocaína en un aeropuerto y quien es cercano a las Farc y ha militado en grupos guerrilleros como el EPL junto a uno de sus hermanos, hoy recibe el apoyo público justamente de Bernardo Alejando Guerra. Como dicen por ahí, Dios los hace y ellos se juntan. Qué triste que no se junten así para hacer cosas propositivas y buenas por el pueblo.

Ahora Muñoz por su parte ha enfocado todos sus esfuerzos en pelear y contraacusar a quienes le reclaman explicaciones claras y contundentes sobre todos estos hechos, y no en responder por cada una de sus escándalos.