La reveladora entrevista de Juan Carlos ‘El Tuso’ Sierra a Vicky Dávila revivió la polémica judicial entre los senadores Álvaro Uribe Vélez e Iván Cepeda.

En sus declaraciones a la W Radio desvirtúa la última columna del periodista Daniel Coronell llamada “Así armaron la declaración del Tuso Sierra”, en la que de manera velada inducía a creer que ‘El Tuso’ Sierra lo había buscado en Univisión el día 8 de mayo del año en curso y le había contado a él -Coronell- y a Gerardo Reyes sobre una declaración que preparó un abogado y en la que se exculpaba al exsenador Mario Uribe Escobar y al expresidente Álvaro Uribe.

Sierra aclara que él jamás buscó a Coronell -pues fue al contrario- y que el motivo de la reunión era que él escuchara unos audios de alias ‘Tasmania’, pues Coronel preparaba su columna “El seguro de vida”.

Textualmente dijo Juan Carlos Sierra a Vicky Dávila: “Un día Coronell me puso un mensaje de texto y me dijo si podía ir a Univisión, fui, él me presentó a Gerardo Reyes y me dijo ‘es que voy a escribir una columna de alias Tasmania’ y me dijo que escuchara los audios.

Yo le dije que habían cosas que ocurrieron pero no como dijo Tasmania. Ahí me preguntó Coronell: ‘¿Dicen que Uribe está buscando su testimonio?’, yo le dije que eso no era así”

Más adelante Sierra aclara lo que para él es una sutil insinuación mentirosa: “Que quede claro que yo no busqué al señor Daniel para hablar de Uribe, yo fui a escuchar unos audios sobre Tasmania porque en la columna queda como si yo hubiera ido a Univisión a hablar sobre Uribe”.

Nuevamente vemos como el periodista Daniel Coronell acomoda versiones para reforzar sus teorías contra sus contradictores o enemigos; no es la primera vez, pero la declaración de Sierra deja claro que a través de insinuaciones maliciosas y cortando y pegando grabaciones descontextualizadas logra armar teorías de casos para tener impacto mediático.

La filtración del expediente contra el expresidente Uribe a través de las columnas de Daniel Coronell demuestra que éste último tiene el expediente completo y solo filtra las grabaciones o parte de las grabaciones que desfavorecen a Uribe aprovechando la falta de contexto en que están los lectores.

La ética periodística de Daniel Coronell está entredicho, nuevamente.