Según el político de izquierda solo Colombia y Estados Unidos continuan apostando al “esfuerzo desestabilizador violento”. (Youtube)

Gustavo Petro volvió a arremeter contra las opciones que buscan acorralar el regimen de Nicolás Maduro, esta vez señaló que luego de la Cumbre del Grupo de Lima en Bogotá el organismo “se ha desbaratado”.

Según el político de izquierda solo Colombia y Estados Unidos continúan apostando al “esfuerzo desestabilizador violento”. Además, habló de una presunta agresión del Gobierno Duque que deja al país convertido en un “protectorado de los EE. UU. y a Venezuela en uno de Rusia y China”.

Sugirió que Maduro tiene una “oportunidad de oro” para “democratizar” la política venezolana y ayudar a construir un nuevo consenso.

Del mismo modo, habló sobre la visita del vicepresidente estadounidense Mike Pence y no de Donald Trump en el marco de la cumbre del Grupo de Lima, argumentando que este hecho pone en clara evidencia “cuál es la prioridad norteamericana”.

Por otro lado, Petro propuso la creación de un grupo que remplace al Grupo de Lima mediante la conformación de personas de alta credibilidad con el fin de lograr equidad entre las partes y lograr la paz.

Mayor legitimidad para Guaidó

El presidente Iván Duque en su intervención indicó que más allá de fortalecer lo que ha denominado el “cerco diplomático”,  es necesario tomar acciones y decisiones sancionatorias contra el dictador y se le dé “mayor legitimidad y poderío a la Asamblea nacional y al presidente encargado”.

Cabe recordar que esta reunión del Grupo de Lima en la que participó el presidente (e) de Venezuela Juan Guaidó, obedece a la nueva hoja de ruta establecida por los países aliados para doblegar al régimen. El organismo decidió continuar con la presión internacional, el cerco diplomático y dejar de lado la tesis de la intervención militar.

No obstante, el atrincheramiento del régimen a través de sus militares, hecho que fue evidenciado el pasado 24 de febrero al momento de ingresar la ayuda humanitaria, tensiona más a relación entre Venezuela y Colombia. Además, pone a la población que padece los vejámenes del régimen a contemplar todas las decisiones, entre ellas las militares.

Si bien desde el exterior se busca cercar y presionar al régimen de maduro de la forma más rápida posible, al interior de Venezuela piden una intervención militar para frenar la crisis humanitaria.

Por otra parte, el Grupo de Lima señaló que hay información suficiente que da cuenta de un posible ataque por parte del régimen a Guaidó una vez pise terreno venezolano.

De llevarse a cabo la ‘acción violenta’ contra el líder opositor, habría respuesta colectiva.

“Desde Bogotá queremos responsabilizar al usurpador Maduro de cualquier acción violenta contra Guaidó, contra su señora o contra sus familiares, lo cual se convertiría no solamente en otro crimen sino que daría lugar a una situación internacional que obligaría a actuar colectivamente al Grupo de Lima acudiendo a todos los mecanismos legales y políticos”, dijo el canciller Carlos Holmes Trujillo este lunes al termino de una reunión de ese bloque de países

Pese a la amenaza el presidente interino regresará a Venezuela.



Fuente