El nombre del ingeniero Juan Carlos Cárdenas Rey se vio salpicado hace algunos años en un escándalo de corrupción de la cementera Cemex en el Perú donde fue gerente general de esa filial.

En el año 2007 según una investigación de la Revista Caretas, Cárdenas coludió con autoridades del Perú para garantizar que todo el material de cemento utilizado en la reconstrucción luego del terremoto de 2007, fuera el de Cemex.

El escándalo no pasó a mayores y fue tapado por la maquinaria publicitaria de Cemex. Ahora, años más tarde estalla en Colombia un escándalo de corrupción de Cemex que involucra el pago de sobornos a funcionarios colombianos y la financiación ilegal de partidos políticos.

Se conoció por la publicación de la columnista Vicky Dávila en la revista Semana que Cemex financió los partidos Liberal, Cambio Radical y La U, además de la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos, quien en contra prestación los premió con contratos por más de medio billón de pesos.

Quien está detrás de todo este entramado de corrupción es Carlos Jacks, presidente de Cemex para la fecha de los hechos denunciados y Juan Carlos Cárdenas era vicepresidente y representante legal suplente de Cemex para la época de los sobornos y financiación ilegal.

Ahora, Cárdenas, aparentemente candidato independiente a la alcaldía de Bucaramanga cuenta con el apoyo de su mentor, el también ingeniero y alcalde actual, Rodolfo Hernández Suárez. A Hernández no le quedó otra opción que apoyarlo luego de que el Centro Democrático le negó el aval a Jorge Figueroa, su exsecretario en la alcaldía.