Diversas organizaciones reprochan que tenga varios señalamientos de los organismos de control.

Un revuelo total se despertó en el Caquetá, luego de que Luis Francisco Aguilar anunciara su precandidatura con el Centro Democrático para llegar a la gobernación de ese departamento, puesto que tiene varias investigaciones en su contra.

El exalcalde de Cartagena del Chairá ha sido requerido en varias ocasiones por presuntos malos manejos de los recursos públicos durante sus administraciones y aunque algunas de ellas han precluido, otras dan cuenta de posibles desfalcos por millones de pesos.

Voceros de organizaciones sociales, que pidieron la reserva de su nombre por cuestiones de seguridad, manifestaron que la mayoría de las dudas que se generaron durante las administraciones de Aguilar, estuvieron relacionados con el acueducto de su municipio.

“En este municipio se inició la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (Ptar), la cual nunca se terminó y se convirtió en un elefante blanco, dejando a miles de personas con la esperanza de tener esta obra”, indicó.

Este medio tuvo acceso a otra investigación que hizo la Contraloría, por malos manejos de recursos para combustibles, en el cual destaca que “el municipio de Cartagena del Chaira suscribió el contrato 00145 de 2012, cuyo objeto era el “suministro de combustible (ACPM) Para el mantenimiento y mejoramiento de las vías del municipio de Cartagena del Chaira”, por un valor de $5.027.093”.

“Del resultado de la auditoría realizada a los recursos del SGP y otras transferencias del municipio de Florencia de la vigencia 2012, se encontraron presuntas irregularidades en la ejecución del contrato 145 de 2012, de lo que se encontró un presunto detrimento patrimonial por valor de $5.027.093”, resalta el documento público.

Así mismo se conoció que contra Luis Francisco Aguilar pesan requerimientos por parte de la Fiscalía, en procesos por injuria y calumnia, lo cual según voceros de veedurías y organizaciones sociales, siembra otras dudas respecto a su idoneidad.

“Hemos visto que es una persona que tiene muchos procesos en su contra y que cuando fue alcalde dejó otras dudas sobre su gestión, parece que se perdió mucho dinero y no se vio el avance de la población”, dijo el vocero social por este medio.

Luego de varias revisiones realizadas al trabajo de Aguilar como funcionario, se pudo constatar que son al menos 11 requerimientos, entre administrativos y penales, los que pesan en contra del aspirante a la Gobernación del Caquetá.