Yolanda Wong Baldiris, quien luego de haber sido alcaldesa encargada el año pasado cuando el Tribunal Administrativo de Bolívar ordenó la suspensión del alcalde Antonio Quinto Guerra, “está cocinado su regreso a la Alcaldía de Cartagena”. Durante su periodo, que duró casi tres meses, la abogada hizo y deshizo entre escándalos de corrupción, y la constante persecución a los vendedores informales de la ciudad.

Las vueltas que da la vida, así dicen cuando la gente cambia, tal es el caso de la abogada Yolanda, quien junto a su familia se ganaba la vida vendiendo fritos en las calles del barrio Blas de Lezo, un trabajo digno como cualquier otro.

Pues viniendo de esa crianza se creería que hubiese podido tener sensibilidad con el tema y capacidad de diálogo con los vendedores para llegar a un acuerdo, pero se dice que no fue así. Wong habría incrementado la persecución desconociendo el derecho al trabajo, con desalojos, decomisos y destrucción de sus mercancías, además con la imposición de multas que quizás superaban el valor del capital que vale su negocio.

Por otra parte, se dio a conocer que la abogada, estuvo involucrada en el escándalo de las presuntas irregularidades con los dineros que entregó la productora Dynamo Producciones del actor Will Smith a los vendedores del Centro Histórico, y que habrían ido a parar a los bolsillos de algunos funcionarios corruptos.

Además, está siendo investigada por los polémicos contratos firmados y por presunta celebración indebida de contratos sin lleno de requisitos, en relación con el contrato de aprovechamiento económico entre la alcaldía y la Ciudad de Hierro que hoy funciona en Chambacú.