Pese a que la Corte Suprema no aceptó el traslado del proceso de piques ilegales contra Andrés Fabián Hurtado, la gente no olvida que el exadministrador del Aeropuerto Parales de Tolima sí que sabe cómo desafiar las leyes e ir en contra de los buenos principios.

El proceso jurídico en su contra tardó cerca de 2 años, sin embargo la Procuraduría Regional del departamento llamó a audiencia pública a este polémico ingeniero que se burló de los recursos estatales para beneficiar su bolsillo y el de sus amigos, sin importarle un comino que estas actividades están prohibidas por la Aeronáutica Civil y por la ley.

Pero para nadie es un secreto que la justicia brilló por su ausencia en este caso y este señor, quien hoy pretende ser candidato a la Alcaldía de Ibagué, está acostumbrado a ir en contra de la legalidad.

Entonces, ¿puede alguien así ser un buen alcalde? Pues el Partido Conservador no conserva para nada el derecho de admisión de personajes como éste y va con todo para que su aspiración se afiance en el municipio y desde allí pueda ser con sus fechorías.

La población sólo espera que la impunidad no se siga haciendo parte de delincuentes como Andrés Fabián Hurtado y deje de estar proponiendo planes de movilidad innecesarios para la localidad, cuyos residentes sólo exigen que este inmoral aspirante continúe una carrera a toda velocidad, pero hacia la prisión.