Paula Andrea Moreno hace 2 años fue víctima de negligencia médica, luego que un especialista en cirugía plástica en una prestigiosa clínica antioqueña, le ocasionara una necrosis de tejido areolar, es decir, infección y pérdida total de la areola.

Sus senos fueron destrozados, su vida cambió por completo, sin embargo su voz sigue intacta y dispuesta a luchar para hacer valer sus derechos, derechos que las autoridades encargadas se han negado a considerar, pues esta joven ha denunciado que el concejal y médico general Bernardo Alejandro Guerra “conoce perfectamente las atrocidades cometidas por los Cirujanos idóneos y aun así brilla por su silencio”.

Omitir una verdad es igual a hacerse cómplice de la negligencia que ha cometido el doctor Alfredo Patrón y la residente Carolina Hoyos Rave, médicos de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (SCCP) y a quienes el edil les guardar el secreto y les permite seguir con esa licencia para matar.

Le puede interesar: BERNARDO ALEJANDRO GUERRA, CÓMPLICE DE LA NEGLIGENCIA MÉDICA

“las víctimas de los Cirujanos plásticos idóneos de la SCCP no tenemos garantías con los entes encargados, acá en Colombia existe una gran manipulación, un complot para desviar las denuncias expuestas por las víctimas de estos Cirujanos idóneos” expresa Moreno Quintero.

Ante estas afirmaciones la misma Paula Andrea cuestiona por qué el concejal Guerra no la ayuda a ella “y a otras que también padecen este sufrimiento de cargar en su cuerpo las cicatrices irreparables ¿por qué nos excluye?”