El Senador Roy Barreras que de dientes para afuera critica a Maduro, quiere darle un golpe de estado al director del Partido de la U, Aurelio Iragorri.

Resulta que en su afán de poder absoluto y protagonismo sin medida quiere dentro del partido hacer de Nicolás Maduro, auto proclamándose director eterno con poderes ilimitados para preparar su plataforma dizque a la presidencia de la República en 2022.

Las pretensiones de este político de reconocida arrogancia en el medio de poder han caído muy mal dentro del partido, cuyos integrantes no lo consideran el prócer o estadista que Roy pretende ser, ni mucho menos el hombre de perfil presidencial que él cree en su obsesión tener.

El principio que parece regir a este politicastro es que desea tener todo en sus manos. Ante los magistrados, se cree magistrado; ante los poetas y escritores, presume de poeta y escritor; ante los periodistas y locutores de los programas que visita para divulgar sus especies, se cree periodista. Aunque vale resaltar que hace meses hizo un stand up comedy en el que pretendió ser el payaso que realmente es.

Consultamos a la bancada del Partido de la U sobre este político que se ha convertido en la piedra en el zapato para la colectividad, y muchos de ellos coinciden en que Roy Barreras ha perdido credibilidad dentro de la U y son muy pocos los que lo quieren.