La oposición venezolana está dividida con respecto a la participación en las elecciones municipales planteadas por la dictadura para diciembre de este año. Para algunos partidos ahora sí no hay condiciones para participar —cuando ha sido así desde hace meses, incluso cuando se participó en las regionales—. Otros, aún insisten en esa vía, seguros de que no hay otro camino para torpedear al régimen.

Pero la decisión de los partidos que se abstendrán no se tomó porque sí. La mayoría que hoy lo informa, esbozaron una fuerte campaña contra la abstención en los comicios regionales. Sin embargo, luego del fracaso del quince de octubre —en donde a pesar del voto, la dictadura robó las gobernaciones y quedó como mayoría—, la presión de gran parte de la sociedad civil sobre la oposición ha generado que ahora sí se abstengan a, como dice el secretario Almagro, “ser parte del fraude” (nuevamente).

A otros partidos no les importa la presión de la sociedad y prefieren continuar buscando la obtención de espacios y cargos. Aunque ya se ha dejado claro en varias ocasiones que no es posible acceder a verdaderos triunfos políticos a través del voto —y que este proceso solo sirve para brindar tiempo, legitimidad y bajar presión a las instituciones arbitrarias del Estado—, algunas fuerzas políticas, presuntamente de oposición, ya anunciaron su decisión de acudir a las elecciones municipales de diciembre de este año.

Avanzada Progresista, del «exchavista» y exgobernador de Lara, Henri Falcón, ya inscribió a sus candidatos para varios de los municipios del país. El líder del partido, Falcón, ha sido constantemente criticado por su pasado chavista y su incapacidad para hoy apartarse completamente —debido a su timorata actitud frente a la dictadura—.

Otro partido que también inscribió candidatos es Un Nuevo Tiempo, cuyo líder es el exgobernador del Zulia y expreso político, Manuel Rosales, el dirigente cuya inhabilitación política fue casualmente anulada este martes 31 de octubre. Decisión de la dictadura que genera desconfianza en quien se pretende perfilar como uno de los principales líderes políticos de la oposición.

Ni COPEI ni el Movimiento Al Socialismo se abstendrán. Ambas fuerzas políticas ya están inscribiendo candidatos. Tampoco lo hará el chavista —pero no madurista— Nícmer Evans, ahora disidente, quien lanzó su candidatura  para el municipio Libertador, en Caracas.

También hay denuncias de que militantes de otras fuerzas políticas de oposición no se lanzarán representado a su partido para no hacerles daño, pero sí lo harán como independientes. Es una información que comunicadores como el periodista Isnardo Bravo han sugerido.

PANAMPOST